“Quizás no me recuerdes”, la carta de un maestro arrepentido que conmueve a USA

“Quizás no me recuerdes”, la carta de un maestro arrepentido que conmueve a USA

No confió en su pupilo y once años después se excusó para terminar con el remordimiento. El joven ahora es una estrella de la NFL

Edelman publicó la carta en las redes sociales

Julian Edelman fue escogido en el draft del dos mil nueve por los New England Patriots. Desde ese momento ha conformado una carrera excelente y se ha transformado en una de las estrellas de la NFL.

Esta semana, el jugador de treinta y uno años recibió una carta que propagó en las redes sociales para inspirar a los más jóvenes a que sueñen con llegar lo más alto posible.

Un maestro no pensó que Edelman debiera soñar con jugar en la NFL

Hace once años, un maestro escuchó al pequeño Edelman charlar sobre jugar en las grandes ligas y también procuró apagar sus sueños, argumentando que solo unos pocos lo consiguen y que debía establecer objetivos más realistas.

Evidentemente, el vencedor del Super Bowl dos mil quince y dos mil diecisiete hizo oídos suecos a aquel comentario y prosiguió con su vida. No obstante, quien pronunció aquellas palabras nunca se olvidó de ese episodio.

Edelman fue vencedor de la NFL en dos mil quince y dos mil diecisiete.

Al ver que su exalumno por último triunfó y cumplió sus sueños, el maestro le escribió una carta para excusarse por no haber creído en él. El texto se viralizó y ha conmovido a U.S.A. y ha inspirado a millones de pequeños que probablemente el día de hoy padecen ciertos comentarios afines que procuran machacar sus metas.

La carta completa:

“Querido Jules,

No estoy convencido de que me recuerdes: fui tu maestro en tu clase de Inglés cien en el CSM a lo largo de la primavera del dos mil seis. He querido escribirte para excusarme por un poco afortunado comentario que te hice aquel semestre. Quizás ni tan siquiera lo recuerdes, mas me he sentido mal de ahí que a lo largo de años.

Habías comentado algo de ‘jugar en la liga’ y te afirmé algo sobre proponerte objetivos reales, de que solo realmente pocas personas consiguen transformarse en atletas profesionales, blah, blah, blah.

No creo que te haya molestado, mas cuando pienso en eso me siento horrible, no por el hecho de que probaste que estaba equivocado, sino más bien pues expresé una opinión inapropiada que señalaba menosprecio sobre tu pasión en el juego.

Creo que era temprano en aquel semestre, fue ya antes de conocerte, mas de qué manera pude haber dudado de tu tenacidad y tus agallas.

Nuevamente, dudo que hayas pensado en ese comentario un par de veces, mas todavía de este modo, lamento haber dicho eso aquel día”.

Carta de profesor que conmovio a todo USA