Países latinoamericanas innovadores reculan.

Países latinoamericanas innovadores reculan.

Entre ellos los tenemos a: Chile y Costa Rica, más renovadores pero reculan.
Chile y Costa Rica son un año más las economías latinoamericanas más renovadoras, seguidas de México, si bien han perdido posiciones con respecto a 2016, conforme el Índice Mundial de Innovación publicado hoy por dos centros de estudios y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI).
La clasificación de la OMPI y la Universidad de Cornell de EEUU, así como de la escuela de negocios francesa INSEAD, evalúa la situación en ciento veintisiete economías a través de docenas de parámetros, que van desde la presentación de peticiones de patentes al gasto en educación y está encabezada por Suiza, Suecia, Holanda, EEUU, el Reino Unido, Dinamarca, Singapur, Finlandia, Alemania e Irlanda.
Se sitúa en el conjunto  mundial en el puesto cuarenta y seis, lo que significa 2 posiciones menos que el año anterior, en la medida en que C. Rica ha perdido incluso 8 puestos, hasta el 53.
México sin embargo, el tercer país latinoamericano en el ranking, ha escalado 3 posiciones, hasta el puesto cincuenta y ocho.
Le prosiguen Panamá (63), Colombia (sesenta y cinco), Uruguay (67), Brasil (69), Perú (70), Argentina (setenta y seis), República Dominicana (79), Jamaica (ochenta y cuatro), Paraguay (ochenta y cinco), Trinidad y Tobago (noventa y uno), Ecuador (noventa y dos), Guatemala (98), El Salvador (ciento tres) y Honduras (104), en tanto que Bolivia, el último país sudamericano en el ranking, se sitúa en el puesto ciento seis.
En los últimos años, las clasificaciones del Índice Mundial de Innovación en la región no han mejorado significativamente respecto a otras regiones, y en la actualidad ningún país de Latinoamérica y el Caribe presenta mejores resultados en innovación respecto a sus niveles de desarrollo.
El informe destaca que las principales economías de Latinoamérica y el Caribe (Chile, México, Brasil y Argentina) presentan resultados particularmente esenciales en lo que respecta a instituciones, infraestructura y desarrollo empresarial.
Chile, México, Brasil y Argentina presentan asimismo buenos resultados en cuestiones relativas a capital humano e investigación, como pueden ser la calidad de las universidades, el número de estudiantes que prosiguen estudios superiores y la existencia de empresas internacionales de Investigación y Desarrollo (I+D), y a las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC).
Ello es así “gracias a la calidad de los servicios estatales por Internet, que atraen a un elevado número de usuarios”, destaca el texto.
El informe apunta, no obstante, que “hay que hacer más para alcanzar el pleno potencial renovador de la zona”.
Sostiene que, aunque Chile, México y Brasil y otros países son sin duda actores innovadores importantes, México asimismo contribuye activamente a la cadena de valores global, incluido en ámbitos de alta tecnología “hay considerablemente más potencial para una mejora más extensa de la región en la innovación”.
El documento de la OMPI se refiere tanto al desempeño general como en lo relativo a variables claves como publicaciones científicas y patentes.
El informe reconoce que la zona ha debido hacer en frente de esenciales retos económicos a lo largo del año pasado, singularmente Brasil, que solo sale lentamente de la recesión y donde “todavía hay un elevado grado de incertidumbre”.
Aconseja que, para aprovechar esta mejor coyuntura económica y para asistir a la zona a prosperar, “se requieren sacrificios sostenidos en inversiones mejoradas en innovación y sistemas más ordenados de innovación”, recomienda el texto.
También necesita Latinoamérica una mayor cooperación regional innovación, la cual “está prácticamente ausente en comparación con otras regiones” identificadas como exitosas, añade.

Países latinoamericanas innovadores reculan.